se siente orgullosa!

Noqueado por la Medicina.

Publicado: 2009-06-26

En el año 2004, mientras estudiaba en un Metalizado Colegio de San Isidro, cruzó por mi mente estudiar la Sacrificada Carrera de Medicina Humana. Bien intencionados fueron mis compañeros y profesores quienes no dudaron en advertirme de las Penurias y Sacrificios que tenía que hacer para poder curar a alguien."No vas a tener vida social". "Estás demente?". "Ablaos de acá a 7 años". "Pero porqué?, si ya hay muchos". "Mejor muerte". "Ala, que Hardcore!" fueron unas de las Frases que escuché hace 5 años y que nunca puse en práctica, pues, no era consciente de lo terrible y sacrificado que es llegar a ser un buen médico; sin embargo, mi corazón superó a la razón: En mi sueño estaba el poder Viajar a la "Punta del Cerro", "Allá, donde donde no ha llegado Dios" "Donde no te encuentra ni tu madre" y ser capaz de devolverle la Sonrisa a un hermano enfermo, pues en mí "estaban la vocación a la filantropía y la habilidad científica", quienes fueron al final los que impulsaron a postular a una conocida Facultad de Medicina.Los 3 primeros años era feliz: Cachimbo eficiente, claro era mi sueño que perseguía y podía disfrutar de mi vida en todos sus aspectos; pues, por mi edad y mi pseudo inocencia de colegio religioso, el estudio era lo único de lo que había de preocuparme. En esa época, sentía que la carrera fue creada para mí: toneladas de expericiencias gratificantes, aleccionadoras desveladas, grandes amigos con intereses similares, conocimientos a montón.

Caprichoso el destino, pues, 3 años bastaron para empezar a renegar de la Medicina: 

1. Primer Golpe: Perteneciente a la PEA, con 3 años de Estudios, el Estudio YA NO era mi única prioridad. Con 18 años cumplidos y en una universidad particular era hora de dejar de parasitar a mi Padre. Mientras mis compañeros de Colegio y amigos cotemporáneos no médicos disfrutan de su sueldo, de la vida independiente, de sus primeros proyectos, yo, era marginado a mis libros, al internet y seguir estudiando. Casi Encefalopático, el aparente fracaso laboral y la "sana" envidia al ver a mis amigos "chambear" y "poner la chela" cada sábado, se apoderaba de cada sinapsis neuronal y no había Linfocito que me salvara: Era improductivo por culpa de los Celos de la Carrera que estudiaba!!!

2. Segundo Golpe: el CIE 10, Indecifrables Criterios Diagnósticos, Innumerables Clasificaciones y 6 671 679 034 personas en constante riesgo de enfermarse son el tipo de información que deben entrar en mi Corteza Cerebral día a día, por lo que Estudiar sin descansar se convertía en Necesario. Llegaba el Sábado en la Noche y mi entonces celular reventaba en llamadas: mis amigos "iban de cacería" y desgraciadamente no había amigo - médico que los acompañe esa noche, pues, debía estudiar y estudiar para salvar una vida. Ante tanto estudio, era mi deber posponer mis proyectos, hobbies, amigos y amores mientras agotaba mis neuronas, mi estómago se llenaba de úlceras y mi corazón se infartaba en resentimientos en contra de la Ciencia de Hipócrates, al mismo tiempo los encasillados galenos de los cuales yo aprendía se preocupaban cada día en aumentar mis resentimientos y mi agotamiento.

3. Tercer Golpe: Poderoso es Don Dinero, decía Franciso de Quevedo: Pues, en ese momento no era nada poderoso. Dinero era lo último que tenía. Jugarretas financieras, malas inversiones y gastos excesivos hicieron que mis gastos juveniles y univesitarios se vean reducidos. Ahora sí, debía y tenía que trabajar a toda costa si quería estudiar. Mi desempleante horario me impedía hacerlo: Clases de 8 a 8, de lunes a sábado, 2 a 3 horas para dormir, tareas malditas y libros por devorar inflamaban mi necesidad e infectaban mi organismo hasta el abceso. Desgraciadamente, siguiendo el principio fundamental de la terapéutica: Todo Abceso se Drena (o En términos Coloquiales: Todo Chupo se Revienta) Mi organismo cual abceso, reventó.

Cual Kina Malpartida a Halana Dos Santos, la Medicina me había Noqueado: Mi capacidad estudiantil cayó. Concentrarme era una utopía, y ni se diga  leer despierto, la Úlcera Gástrica se había convertido en herida de guerra y mis pantalones se caían más de lo usual, mi corazón estaba en asistolia (paro)  sentimental y mi almohada era una esponja de Lamentos, la Puntualidad que me caracterizaba desapareció cual Roncha y mi Sueño y proyectos se diluían cual Orina.4. Cuarto Golpe: A diferencia del Box, en el estudio de Pacientes no hay Árbrito que detenga la Pelea en caso de Knockout, ni mucho menos descansos, por lo que los golpes me obligaban a tirar la toalla y salir del encarnizado cuadrilátero universitario si lo que quería era preservar mi integridad mental y física. Para agravar el cuadro, no sólo había de estudiar, sino también de manter otros proyectos y trabajos que aseguraban mi formación integral: desgraciadamente, Golpeado y Exhausto, mentalmente, no me era posible sostener mis proyectos. Descuidados estaban mis proyectos, unos llegaron a morir, otros sobreviven pero con ventilación mecánica y sonda de alimentación, otros viven en constante riesgo: Me sentía como el Ministro de Salud, veía como se enfermaban y morían mientras que yo no hacía y podía hacer nada. 

"Caerse 9 y Levantarse 10", consejo de mi madre, a quien hice caso. Relativamente estable, aún persigo el Sueño que hace 5 años pude concebir. Me considero un Soldado herido batallando contra Médicos Agresivos y Cerrados, una Universidad Patinante y contra dolorosos Sacrificios. Como soldado, tengo heridas (un aparente Burn Out en mejoría, una úlcera, cansancio crónico, nuevas manchitas de la Piel que sigo estudiando, una que otra infección y ansiedad), tengo armas (un Lesionado Cerebro, un Acuchillado Corazón, tonealdas de Libros y una Computadora fiel); lo mejor de todo tengo Méritos (Grandes Experiencias, Grandes Amigos y Grandes Agradecimientos de los Pacientes).

Al parecer, la Educación Médica pretender Enfermar a cada estudiante de medicina para crear empatía y poder establcer una relación médico paciente, por lo que parcialmente Recuperado y víctima aún de la Educación Médica pregunto: ¿Es justo todo este sufrimiento? ¿Por qué la Educación Médica debe ser tan Asfixiante? ¿Pedagógicamente, la Saturación académica formará mejores médicos o mejores personas? ¿Debo frustar mis proyectos, erradicar amores, amigos y hobbies, estancarme personalmente?.Blogalaxia Tags:

Perublogs Tags:


Escrito por

victor gallegos rejas

aprendiz de blogger. escritor. pre médico. bobo ad honorem


Publicado en

El Enema de César

Defecaciones Mentales de una Mente Social